jueves, 13 de diciembre de 2012

Costilla de cerdo hecha con verduritas.


Buenos días!!!

Qué tal lleváis los preparativos de Navidad?? Ya habéis llenado la despensa de turrón?? Yo aún no lo he catado, pero si la cosa se parece al año pasado no llegaré a probarlo. No es por cuestión de cuidar la dieta o algo así, simplemente que yo no soy muy de estos dulces típicos de estas fechas...Bueno, ni yo ni nadie en mi casa. Jeje.



Hoy os voy dejar por aquí una receta de costilla de cerdo muy rica y blandita, y que os será muy útil en estas fechas si comen en vuestra casa niños o abuelitos/as sin dentadura...jajaja. Y por qué? Pues porque la carne se hace medio frita- medio cocida.. y queda tiernísimaaaa, no hará falta ni cuchillo. :)

La receta por mi casa/familia/entorno nunca la había visto o probado pero en estos meses que pasé en Rumanía era una forma clásica de hacer esta carne entre mi familia política, y más concretamente la receta me la dio mi “cuñada” Irina (entre comillas porque aún no lo es oficialmente, jajaja) y a mi me gustó tanto que poco tardé en hacerla cuando llegué. Yo la acompaño como hacen allá, con salsa de ajo (mirad al final de la entrada) y con mamaliga, también llamado pan de maíz. Abajo os dejo la foto de la harina que uso para hacerla.

Necesitaremos:
  • La costilla que calculemos vamos a comer.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimiento rojo.
  • 4 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 vaso o vaso ½ de agua
  • (Si queréis un tomate pelado)

Paso a pasito:

Lo primero, cortamos la carne en tiras, cada tira un hueso. Salpimentamos y reservamos.

Picamos todos los demás ingredientes, reservamos.

Ponemos al fuego una sartén o olla antiadherente con un chorro de aceite. Cuando se caliente echamos las verduras,salpimentamos y rehogamos unos 3-4 min.

Bajamos el fuego. Echamos la carne y medio vaso de agua. Tapamos.


Removemos de vez en cuando y controlamos que en por lo menos una hora nunca falte agua. La vamos echando a poquitos.

El último cuarto de hora 20 min. Destapamos y controlamos que no se pegue ni se queme, ya que es en este momento cuando queremos que los restos finales de agua desaparezcan. Y listo.



Espero que os guste, de verdad, probarla, yo ahora ya no quiero hacer la costilla de otra forma. Jejeje. Y eso, que cualquier duda o lo que sea, plantearlo, que por aquí ando. ;) Un besazo!

4 comentarios:

  1. Qué rico guapa, me encantó tu entrada, muy entretenida y la receta es una delicia!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esmeralda! Me alegra que te gustó. Un beso! :-)

      Eliminar
  2. Que buena pinta!!!Tiene que estar riquísimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicos. La verdad que si. A mi ya me encantaba la costilla pero es que así...me pierde!!! jajaja. Un besoo

      Eliminar

Gracias por tu comentario. Un beso y nos vemos pronto. Te espero!